TURISMO POR COLOMBIA

Colombia es un país para explorar, descansar, conocer su historia, cultura y tradiciones, enamorarse, cuidar de la salud y venir a aprender.

La increíble biodiversidad de su naturaleza, representada en 53 áreas protegidas y un sinnúmero de lugares de gran belleza es tal vez, el mayor atractivo que tenemos ante el mundo.

Nuestro complejo relieve ha determinado las diferentes identidades regionales que multiplican las caras que Colombia tiene para ofrecer. Navega nuestros diferentes productos turísticos y comparta nuestra pasión por Colombia.

Es así como en todas las regiones, la alegría del pueblo colombiano se percibe en sus fiestas, ferias, carnavales y festivales culturales.

En la costa Caribe se ha impuesto desde hace décadas el vallenato sobre ritmos más ancestrales como la cumbia y el bullerengue y en Santa Marta, Barranquilla y Cartagena cobran fuerza la champeta y el reggaetón.

La música afro de la región pacífica, con sus currulaos y alabaos, basa su fuerza en los tambores y la marimba, con un acento melancólico de origen indígena. Los grupos indígenas de la Amazonía cuentan con las flautas yuruparí y los tambores maguarés, ambos sagrados.

Se destacan, entre carnavales, fiestas y festivales:

  • Carnaval de Negros y Blancos en Pasto a comienzos del año;
  • Feria de Manizales en enero
  • Carnaval de Barranquilla en febrero
  • Festival Internacional de Teatro de Bogotá que, cada dos años, coincide con la Semana Santa
  • Festival de la Leyenda Vallenata en Valledupar, a finales de abril
  • En junio, el Festival Folclórico en Ibagué y el Reinado Nacional del Bambuco en Neiva
  • En agosto, la Feria de las Flores en Medellín
  • En noviembre, las Cuadrillas de San Martín en el Meta
  • Las fiestas de la Independencia de Cartagena
  • Y la Feria de Cali a finales del año

Pensar en Colombia es pensar en su gran riqueza arqueológica, cultural y de sus artesanías que constituyen una mezcla perfecta de las tres culturas: indígena, europea y africana que a lo largo de los siglos se fundieron en una sola.

Para entrar en contacto con el campo colombiano, acercarse a su gente, conocer sus costumbres y disfrutar de su hospitalidad, lo ideal es pasar unos días en una de las haciendas acondicionadas para recibir a quienes deseen descansar del bullicio de la vida moderna. Ésta es una invitación a recorrer la provincia colombiana y sentir el aroma del campo.

Los colombianos somos hospitalarios y recibimos a nuestros visitantes como amigos, compartiendo con ellos la generosidad de nuestra tierra. Las zonas rurales de nuestro país son destinos que atraen, más que turistas, a los viajeros que realmente desean conocer nuestra verdadera naturaleza, los valores tradicionales de nuestra cultura, costumbres y oficios, que pasan desapercibidos en las grandes ciudades.

Tierra generosa que entrega lo mejor de sus paisajes, de sus cultivos, de su amable gente.

El Triángulo del Café, Boyacá, Santander y los Llanos Orientales son regiones donde la vida campesina aún conserva su ancestral autenticidad pero que, gracias al espíritu emprendedor y visionario de sus habitantes, ofrecen servicios de alojamiento de primer nivel, teniendo en cuenta el mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades.

En dichas regiones la cultura no está enclaustrada en museos y monumentos, sino que es un patrimonio que se vive desde la cotidianidad y el pensamiento: música típica, gastronomía auténtica, las labores del trabajo de cada día y la diversión de nuestras festividades tradicionales con todo su colorido y esplendor.

Con toda la diversidad que nos dan las tres cordilleras de los Andes, varios pisos térmicos y una variedad enorme de climas, Colombia es un país que resalta entre los demás por sus mágicas playas que garantizan unos espacios de paz, descanso y tranquilidad a todos aquellos cansados del ruido y de la rutina de la vida diaria. En total, son más de trescientas playas, para todos los gustos.

Cuenta con 1.600 kilómetros de litoral en el Mar Caribe y 1.300 kilómetros en el océano Pacífico. En total, son más de trescientas playas, para todos los gustos. Algunas tienen todos los servicios requeridos por los turistas y otras son unos verdaderos paraísos naturales, alejados de las multitudes.

Para entrar en contacto con el campo colombiano, acercarse a su gente, conocer sus costumbres y disfrutar de su hospitalidad, lo ideal es pasar unos días en una de las haciendas acondicionadas para recibir a quienes deseen descansar del bullicio de la vida moderna. Ésta es una invitación a recorrer la provincia colombiana y sentir el aroma del campo.

Los colombianos somos hospitalarios y recibimos a nuestros visitantes como amigos, compartiendo con ellos la generosidad de nuestra tierra. Las zonas rurales de nuestro país son destinos que atraen, más que turistas, a los viajeros que realmente desean conocer nuestra verdadera naturaleza, los valores tradicionales de nuestra cultura, costumbres y oficios, que pasan desapercibidos en las grandes ciudades.

Tierra generosa que entrega lo mejor de sus paisajes, de sus cultivos, de su amable gente.

El Triángulo del Café, Boyacá, Santander y los Llanos Orientales son regiones donde la vida campesina aún conserva su ancestral autenticidad pero que, gracias al espíritu emprendedor y visionario de sus habitantes, ofrecen servicios de alojamiento de primer nivel, teniendo en cuenta el mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades.

En dichas regiones la cultura no está enclaustrada en museos y monumentos, sino que es un patrimonio que se vive desde la cotidianidad y el pensamiento: música típica, gastronomía auténtica, las labores del trabajo de cada día y la diversión de nuestras festividades tradicionales con todo su colorido y esplendor.

Los  parques arqueológicos son una de las riquezas más impactantes de Colombia, conocerlos permite descubrir las huellas de las sociedades prehispánicas que habitaban esos territorios.

El país tiene muchísimas cosas para enamorar; de un lado, amplia oferta de recetas tradicionales de las regiones, y del otro, las nuevas tendencias que aprovechan al máximo los productos propios para traducir los sabores colombianos en innovadores platos.

AddThisAddThis

—————



Nos reservamos los derechos de actualización y modificación de las especificaciones de productos y servicios contenida en esta site sin previa notificación. La información de esta site no constituye parte de un contrato. Agencia de Viajes Islamar © 2009 Colombia